Vinyasa:

En las clases regulares de Vinyasa Yoga practicamos diferentes series de posturas, ejercicios de respiración, meditación y mantras de manera guiada y grupal.
Este estilo se caracteriza por una manera dinámica y fluida de trabajar tanto el cuerpo físico y los cuerpos sutiles.

Cada encuentro es único y diferente a los demás, dependiendo de la energía grupal y de la propuesta de la docente es dónde se va a poner el énfasis. Cada clase busca adaptarse a las necesidades de cada practicante y del grupo en general.  Esta es una diferencia clave con Ashtanga Vinyasa, en el que siempre se realiza la misma serie de posturas.

Vinyasa es un estilo fluido y dinámico, en el que realizamos trabajo corporal profundo mediante la guía de nuestra respiración. Cada encuentro finaliza con un momento de relajación y meditación, en donde conectamos con la presencia. 

Cada docente tiene su manera personal de transmitir el conocimiento, pero todas están hilvanadas por el amor y respeto a esta antigua práctica.