Concebimos al Yoga como un camino espiritual, de autoconocimiento y de crecimiento personal, hacia nuestra verdadera naturaleza.

Lo recorremos con amor y respeto, con conciencia y disciplina.

Nos acercamos a su enseñanza, desde un trabajo cooperativo, con el propósito de expandir el yoga en nuestro entorno sabiendo que también es una herramienta que genera bienestar en el más amplio de los sentidos a nivel individual y social.

Entendemos que nuestra apertura de conciencia y sanación va más allá de nosotras y que es parte de una conciencia colectiva que necesita un cambio de rumbo hacia una forma de vida más conectada con nuestra esencia, con nuestro ser, que implícitamente este en armonía con los demás seres con quienes compartimos este viaje en conciencia de la verdadera unidad que somos.